Centro Martin Luther King

(ALBA MOVIMIENTOS-DECLARACIÓN) Lamentamos fallo de La Haya y respaldamos #MarparaBolivia

Desde la Articulación Continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA lamentamos el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, emitido el 1 de octubre de 2018 sobre la causa marítima entre Bolivia y Chile, mediante el cual se pronuncia a favor del Estado de Chile y descarta que dicho Estado tenga una obligación de negociar un acceso y salida soberana al mar con Bolivia.

Respaldamos la opinión del presidente Evo Morales respecto al fallo, donde apunta que no debe entenderse el resultado como un cierre al diálogo o seguir la lucha. El juez y presidente del tribunal Abdulqawi Ahmed Yusuf, insta a “buscar una forma de entablar un diálogo sobre este asunto”, esperamos que más pronto que tarde criterios como el de justicia, equidad y bienestar popular prevalezcan ante el positivismo del derecho internacional público hegemónico que privilegia a las fuerzas neoliberales.

Si bien no esperamos gestos a favor de los pueblos de parte de la hegemonía continental neoliberal, como es el caso del CEO presidente chileno Sebastián Piñera, resulta preocupante para la diplomacia continental la evidente ausencia de sentido compositivo frente al conflicto y poco sentido humano en las inmediatas declaraciones del presidente Piñera donde de manera inconsistente, falaz y chovinista pretende imputar al gobierno boliviano una actitud antojadiza en su válida, legítima, soberana y justa pretensión por una salida al mar en beneficio de bolivianas y bolivianos. Paradójicamente, es esa la actitud recurrente y sistemática de los grandes capitales, propios del entorno empresarial de Piñera, en usar a su antojo los sistemas de justicia en Nuestra América para que prevalezca el lucro sobre el bienestar popular.

A diferencia del gobierno chileno, nos entusiasma e ilusiona el amplio y firme apoyo y solidaridad de los distintos movimientos sociales chilenos con la legítima y justa causa boliviana en el conflicto de salida soberana al mar. Nos encontramos en un momento estratégico donde los pueblos Nuestra América y el Caribe a partir de la unidad y solidaridad podemos hacer juntos y juntas frente al enemigo común continental: el imperialismo norteamericano y el capital transnacional. Los pueblos no claudicamos en la lucha y este tipo de manifestaciones implican una oxigenación revolucionaria para volver a la ofensiva en disputas que reivindiquen nuestras soberanías territoriales, como es el caso de Bolivia y la salida soberana al mar, el reconocimiento de la autodeterminación territorial del pueblo Mapuche en Chile y Argentina y desterrar definitivamente la grotesca injerencia concreta del imperio inglés en las Malvinas Argentinas.

Apoyamos y reconocemos el liderazgo popular del presidente y compañero Evo Morales Ayma en llevar adelante y asumir la histórica responsabilidad frente al pueblo boliviano de luchar y recuperar la salida soberana al mar para el Estado Plurinacional de Bolivia. Son pocas las veces que se evidencia con firmeza, ética y honestidad a un jefe de Estado, como el presidente Morales, incorpora en el plazo procesal jurídico un espacio para construir con el pueblo, las bases de los movimientos sociales bolivianos, la gente una identidad colectiva, de dignidad nacional y sentimiento de unidad para afrontar una disputa de tal envergadura. A pesar que la decisión final de la CIJ no es una de características justas y soberanas, ella abre un nuevo período de disputa, lejos de los tribunales judiciales internacionales, para que el pueblo boliviano acceda al mar en base a la audacia y decisión política que el compañero Evo Morales, el equipo que lo acompaña y el pueblo boliviano en su conjunto han demostrado. En ese sentido, las declaraciones del presidente Morales, casi recordando el “por ahora” de Hugo Chávez el 4 de febrero de 1992, señalando que la lucha del pueblo boliviano continúa a pesar del fallo de la CIJ, debido a que la Corte ha sido enfática y categórica en que existe un tema pendiente con Chile en torno a la salida y acceso soberano al mar por parte de Bolivia.

Es imprescindible que los pueblos y sus organizaciones en todo el continente en particular Chile y el sur de nuestra América se movilicen acompañando esta causa del pueblo soberano de Bolivia. Las fronteras anquilosadas de los estados nacionales colonialistas deben ser resinificadas en el abrazo de hermandad de sus pueblos.

ALBA Movimientos

3 de octubre de 2018

Última modificación: 10 de octubre de 2018 a las 17:33
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.